Para Cerruti, la mayoría de la gente gana arriba de $ 100.000 y “dos tercios” se fue de vacaciones

La vocera presidencial, Gabriela Cerruti, dijo hoy que “el Gobierno no está dispuesto a frenar la economía para bajar la inflación”, y confió que se podrá cumplir aún la pauta anual de 60% del Índice de Precios al Consumidor (IPC) suscripta en el Presupuesto 2023.

“Esperamos que sí”, dijo Cerruti a la radio FutuRock, al ser consultada sobre las proyecciones que fijó el gobierno en 2023 en base a los números que aportó el Ministerio de Economía, y a la pauta de inflación del Presupuesto 2023, que es la misma que se fijó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Confiamos mucho en la política que lleva el Gobierno y (el ministro de Economía) Sergio Massa a la cabeza”, señaló la funcionaria.

Cerruti advirtió además por los números de inflación alta de enero y marzo, que son dos meses estacionales, por efecto del turismo y el inicio de las clases.

“Hay una manera de frenar la inflación y es frenar la economía y eso no lo vamos a hacer”, sentenció Cerruti, quien advirtió que “eso lleva más desempleo y desigualdad”.

Por el contrario, expresó que el Gobierno eligió “un camino paulatino”, donde se manejan también “diferentes variables macro, que incluyen la inflación”, explicó.

Así, remarcó que “en una economía con muchos pesos dando vueltas, por todo lo que hubo que emitir en la pandemia, eso generó una economía recalentada, con crecimiento y consumo, más propensa a la inflación”.

“Pero tampoco la solución es frenar la economía”, puntualizó la vocera, y en relación a ello, destacó que “dos tercios de la población argentina, es decir 36 millones de personas se pudieron ir de vacaciones?.

Dificultades

Sin bien admitió que “hay algunos sectores que tienen dificultades, por supuesto”, aclaró: “No estoy de acuerdo con la frase de que ‘todos la pasan mal’”.

No obstante, continuó, “El problema de la inflación tiñe toda la economía”, y remarcó: “No parto de la frase la gente la está pasando mal. Porque eso es plantear idea de crisis permanente, que no existe”.

Consultada sobre si la mitad de trabajadores formales ganan menos de una canasta básica, Cerruti aclaró que la enorme mayoría de ellos, casi es 80%, gana arriba de $ 100.000.

“Hoy el 80% de los trabajadores gana arriba de $100.000 y dos tercios de la población se fue de vacaciones”, afirmó.

En este sentido, explicó que la canasta básica considera una familia tipo de 4 personas, en donde el Gobierno toma como base de medición a dos salarios por grupo familiar.

Por lo que a su criterio el grueso de las familias argentinas supera la canasta básica que hoy se encuentra en $ 163.000.

Por último, destacó que “una enorme mayoría de trabajadores registrados pudieron ganarle a la inflación ya que tuvieron paritarias excelentes”.

Y cerró: “Hay que calmarse un poco”.